No te olvides del Community.

[space20]

No te olvides del Community

[divider] [space20]

Hoy estaba leyendo un artículo de Víctor Gil, que me ha hecho pensar en uno de los principales problemas a los que se tiene que enfrentar el Community Manager. Un problema basado en la falta de confianza de la empresa en los nuevos canales de comunicación. Si alguna vez han salido de su boca estas palabras:  “hazme viral este vídeo” , lo que aquí se expone puede serle de gran ayuda para entender algunas cosas que se le están pasando por alto.

La mayoría de nuestros nuevos clientes no son conscientes de la gran importancia que tiene la sincronía entre el mundo online y el mundo offline, suelen pensar estos, que con que su empresa esté presente en Facebook y Google Places ya tienen una identidad 2.0 adecuada. Pero esto no es la web 1.0 donde se le pedía a un informático que volcara toda la información institucional de la empresa en una web corporativa y ahí se acababa el trabajo, las páginas web permanecían igual durante años (algunas permanecen todavía).  Ahora, las redes sociales tienen una actividad diaria constante y por lo tanto requieren también de una mayor atención, requieren por lo tanto un mayor trabajo día a día. Hoy las empresas que apuesten fuerte por la tranparencia, estoy seguro de que tendrán su recompensa. Y esto se consigue potenciando los lazos entre el mundo offline y el mundo online, porque las campañas de marketing online más exitosas llevan asociados alicientes y verdades offline; premios, concursos, regalos etc. No sirve de nada, repito de nada, querer transmitir unos valores de marca en internet, que no sean reales en la vida diaria de la empresa.

 Víctor Gil habla de la soledad del Community, síntoma evidente de que una de las partes no cree en el potencial de las redes sociales, pero se encuentra frente a una encrucijada curiosa, no cree, pero sabe que no se puede permitir el lujo de no estar presente, es consciente en el fondo de que existe aquí un coste de oportunidad elevado y por ello en la mayoría de los casos opta por colocar a un gestor para que fomente las conversaciones y dinamice los canales. Pero aquí muchas veces nos encontramos que el nuevo Community manager  es un empleado de la propia empresa que ya estaba trabajando en un departamento, que nada tenía que ver con el nuevo rol que le toca ahora desempeñar. Tenemos a una persona que tiene una falta de preparación evidente, debido a una falta de formación y una experiencia no menos evidentes y que además  no encuentra el apoyo adecuado para desempeñar su nueva tarea dentro de la misma empresa.

La empresa no puede desentenderse de la gestión y sólo  establecer una comunicación directa para exigir resultados, así la sincronía no llega nunca. Se  exige a los Community managers  que cumplan una serie de objetivos pero no se les apoya con los recursos internos de la empresa, esta es la soledad del Community. Implantar la identidad corporativa online y adaptarse a estas nuevas vías es el segundo escalón, el primer escalón, es creer en ellas.Dejarse asesorar por profesionales con experiencia en el sector es prácticamente un requisito indispensable si se quiere tener una implementación adecuada y eficaz en este nuevo “campo de batalla”, ofrecer a los propios trabajadores cursos de formación en redes 2.0 se hace cada vez más necesario, contratar asesoramiento externo, conseguir una coordinación perfecta con el Community (la voz de la empresa en la red), pero por encima de todo; creer en las nuevas herramientas y en las personas encargadas de gestionar estos nuevos recursos.

Ahora bien, si decide contratar a una empresa para que gestione estas plataformas tiene que entender que la comunicación y la colaboración entre ambos actores tiene que ser fluida. No contratamos a una empresa para olvidarnos de todo lo que pasa en la red, la contratamos para que nos ayude a seguir el camino adecuado, la contratamos para  que nos ayude a “subir a la cima”, pero no olvidemos nunca, no la contratamos para que suba a la cumbre por nosotros, porque el objetivo final  es siempre, que todos alcancemos  la cumbre.

Sin comentarios